Los Origenes De La Opresion De La Mujer. Sistema Capitalista Y Opresion De La Mujer.

Antoine; Vinteuil, Frederique: Artous


Libro electrónico Los Origenes De La Opresion De La Mujer. Sistema Capitalista Y Opresion De La Mujer. disponible en en nuestro sitio web con formato PdF, ePub, audiolibro y revista. Cree una CUENTA GRATUITA para leer o descargard Los Origenes De La Opresion De La Mujer. Sistema Capitalista Y Opresion De La Mujer. GRATIS!

LINGUA España
AUTOR Antoine; Vinteuil, Frederique: Artous
ISBN none
TAMAÑO DEL ARCHIVO: 9,38 MB


Page précédente: Un Pato Que Echa Chispas Y
Page suivante: Los Mitos De Nuestro Tiempo

Aquí comienza a establecerse el patriarcado como el sistema de relaciones sociales en el cual los hombres adultos ejercen su dominio sobre las mujeres y los niños. El aumento de las riquezas que generó el desarrollo del nuevo modo de producción dio paso a la consolidación de la propiedad privada y el origen de las clases sociales. De esta relación es el capitalista quien se enriquece: por una parte obtiene ganancias producto del trabajo y la extracción de plusvalía y por otro lado, garantiza la reproducción de fuerza de trabajo, condición necesaria para incrementar la explotación de la clase trabajadora en su conjunto, sin mencionar que la incorporación de la mujer trabajadora al mundo de la producción social. La opresión de la mujer es una cuestión "universal" que "no tiene que ver con ninguna religión ni nacionalidad", sino que está relacionada con el "sistema patriarcal, económico y religioso. En El Segundo Sexo Simone de Beauvoir expone cómo Engels ofrece sólo una explicación superficial del origen de la opresión de las mujeres. En su libro El origen de la familia, éste describe la historia de la mujer desde la historia de los instrumentos, de forma que su posición social empeoró, en la Edad prehistórica de los Metales, con la creación de herramientas más pesadas que. Marx y Engels desarrollaron una teoría sobre la opresión de la mujer durante todas sus vidas, culminando en la publicación de El Origen de la Familia, la propiedad privada y el Estado en [2] Engels escribió El Origen luego de la muerte de Marx, pero fue un trabajo conjunto, ya que utilizó las notas detalladas de Marx junto con las suyas. Con su lucha las mujeres consiguieron los derechos civiles, el voto y el divorcio, la igualdad de los hijos ante la ley y la patria potestad pero, en la mayoría de los países, la mujer no puede decidir libremente sobre su maternidad: la interrupción del embarazo y las prácticas de esterilidad aún están penadas por la . A lo largo de la historia, la mujer ha permanecido subordinada y oprimida ante los hombres al ser considerada física y sexualmente débil; social y culturalmente inútil; al limitar su acción sólo dentro del ámbito privado (el hogar fundamentalmente); y biológicamente inferior, al asignarle dentro de la estructura social únicamente la tarea de reproducción de la especie. Para la mayoría de las personas la lucha feminista se presenta como una lucha “antihombre”, la equiparan al machismo, creen que busca la superioridad de las mujeres por sobre los hombres, etc. Lo anterior, demuestra la ignorancia que se tiene en torno a la connotación y la importancia que ha tenido la lucha feminista, en tanto emancipadora para nosotras las mujeres, como también en su. ¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores. Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Los orígenes de la opresión de la mujer - Antoine Artous. Incluye ensayos, divulgación. años. Desde que fue publicado, la mayoría de los escritores en el tema de la opresión de la mujer tienden a apoyar o negar la teoría marxista como la establece Engels en El Origen de la Familia, la propiedad privada y el Estado. En este trabajo, espero resumir la esencia de su trabajo y señalar los puntos controversiales. Y exactamente la misma situación se impuso entre campesinos independientes y entre las familias artesanas: un hombre, el patriarca, controlaba la relación de la familia con el mundo exterior, y su mujer estaba tan subordinada a él como lo estaban los niños y sirvientes (la excepción confirma la regla: si una viuda tomaba el lugar de su esposo muerto, dominaba a todos los hombres y mujeres.

LIBROS RELACIONADOS